domingo, 1 de marzo de 2009

LA BIENVENIDA A UN NUEVO COMPAÑERO


LA BIENVENIDA A UN NUEVO COMPAÑERO
Todos recordamos ese primer día de trabajo, cuando nos sentíamos inquietos, ansiosos y llenos de incertidumbre, esperando que alguien nos sonriera, para encontrar en esa sonrisa la calma y confianza que necesitábamos, que brindara una palabra amable de bienvenida.
“Sabía usted que una de cada diez personas que dejan el trabajo en su primera semana es por una mala socialización o inducción”.
La inducción es fundamental para que el nuevo integrante de la organización se sienta motivado para continuar, ya que aquí es donde debemos ayudarlo a disminuir la ansiedad que produce, enfrentarse a un reto nuevo y a nuevos compañeros de trabajo. La base de dicha motivación radica en propiciar un ambiente agradable y sereno, con un sitio de trabajo donde el empleado se sienta a gusto. Debemos tener en cuenta que la primera impresión es inolvidable y esta es fundamental para el éxito de él dentro de la organización.
En la inducción debemos tener en cuenta:
Palabras de bienvenida
La presentación de sus compañeros
Enseñarle su sitio de trabajo con sus elementos
Un recorrido por los lugares de uso frecuente (la cafetería, el archivo, la fotocopiadora, el fax…etc.)
Proporcionarle una lista de números telefónicos, extensiones y correos importantes para su gestión
Confirmarle horario de entrada y salida, de descansos, de almuerzo, los días del pago de nómina.
Informarle las políticas que se tengan con respecto al vestir, al uso del teléfono, del internet, de la correspondencia, la confidencialidad, la asistencia y puntualidad
Realizarle todas las recomendaciones que le ayudaran a un buen desempeño.
En la socialización debemos sembrar en el nuevo colaborador sentido de pertenencia con la organización, que se identifique con ella y sus objetivos, que sienta que ha ingresado a una organización donde él es un elemento muy importante y que a ella le importa su bienestar y su desarrollo personal y profesional, donde puede crecer y lograr calidad de vida para él su familia.
Siempre que ingreso un compañero nuevo sonriámosle y digámosle “bienvenido a nuestro equipo de trabajo”.

Por: Yenifer Medina Ramirez - 200820017113

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada